Skip to content

📞 Atención al cliente: 954 73 50 39

0
Your cart is empty. Go to Shop

Cómo conservar el jamón ibérico en verano

Importancia de conservar el jamón ibérico en verano

Si has comprado un jamón recientemente o tienes pensado comprar uno para disfrutarlo en verano, seguro que te estás preguntando cómo conservar el jamón ibérico en verano. Con la llegada del verano, las altas temperaturas suponen un problema para conservar de manera adecuado los alimentos.

El calor afecta a los productos cárnicos frescos. Por lo tanto, conservar de forma adecuada este tipo de alimentos nos aporta la seguridad de que se van a conservar de forma óptica, asegurándonos su calidad. Desde Jamones Caballero te contamos cómo conservar el jamón ibérico, uno de nuestros productos estrella, durante el verano. ¡Toma nota y disfruta de este joya gastronómica!

5 consejos para conservar el jamón ibérico en verano

Toma nota de estos 5 consejos para conservar el jamón ibérico en verano y disfruta de todo el sabor de esta joya de nuestra gastronomía.

Mantenlo en un lugar fresco y seco

Lo ideal para conservar el jamón ibérico en verano es buscarle un lugar fresco y seco, como una despensa o bodega, donde la temperatura no sea más de los 22 o 23ºC. Si no disponemos de un espacio con estas características en casa, no habrá problema. Bastará con colocarlo en la cocina, en un lugar alejado de los fuegos y de ventanales que pueda entrar la luz directa del sol.

Consérvalo en la nevera

Si compras sobres de loncheados, te recomendamos que los conserves en el frigorífico. Para disfrutarlo plenamente, lo ideal es sacarlo de la nevera unos 30 minutos aproximadamente antes de su consumo para que esté a la temperatura ideal. Si no dispones de ese tiempo o te olvidas de hacerlo, un truco para el loncheado es introducir el sobre cerrado bajo el grifo con agua templada para acelerar el proceso. De esta forma, disfrutarás de todo su sabor.

En Jamones Caballero ofrecemos jamón ibérico de bellota loncheado a mano y envasado al vacío en sobres de 100 gramos.

loncheados, el mejor formato para conservar el jamón en verano

Conservación de la pieza de jamón entera

Si eres de los que prefiere comprar la pieza entera y cortar tú mismo el jamón a cuchillo, te compartimos algunos consejos básicos para que lo conserves adecuadamente y disfrutes de tu pieza al máximo.

En primer lugar, es importante que compres una pieza un poco más jugosa de lo que sueles comprar normalmente. De esta forma, el calor hará que la pieza vaya evolucionando con el corte.

Una vez que comiences tu jamón, los consejos de conservación son similares a los de siempre, aunque durante el verano, debemos ser un poco más cuidadosos con nuestro jamón. Es muy importante asegurarnos que nuestro jamón no está recibiendo una fuente de calor directa.

Utiliza lonchas del tocino blanco para cubrir la superficie ya cortada de la pieza. De esta forma, al fundirse con el calor, la grasa mantendrá hidratada esa zona hasta que volvamos a cortar de nuevo jamón. Para cubrir la pieza por encima, puedes ponerle un trapo de algodón limpio. Esto evitará el contacto directo con el aire y, por lo tanto, que no se seque la pieza.

Consume la pieza en el menor tiempo posible

Un gran consejo para conservar el jamón durante el verano es intentar consumir la pieza en el menor tiempo posible. Si disfrutamos de nuestro jamón cada dia, no notará los efectos del calor. Si cortamos cada día unas tapas, la pieza tendrá la temperatura adecuada cada vez que servimos. Por lo tanto, si sois muchos en casa, o vas a comprar la pieza para algún evento importante, no tendrás que preocuparte por su conservación. Lo disfrutaréis en el momento.

Si por el contrario, vas a consumirlo poco a poco, para que no se seque demasiado y pierda sabor, lo ideal es comprar la pieza deshuesada o loncheada.

Jamón ibérico loncheado, la mejor opción para el verano

Sin duda, la mejor forma de consumir el jamón ibérico durante el verano es el formato loncheado o deshuesado.

cómo conservar el jamón ibérico en verano, pieza deshuesada

Comprar directamente nuestro jamón deshuesado o loncheado y envasado al vacío, nos aporta grandes ventajas. Por un lado, tenemos un producto muy socorrido para aquellas noches que volvemos de la playa o de un viaje, y no tenemos ganas de cocinar. En segundo lugar, nos salva de la pereza de tener que cortar el jamón para comerlo. Tendrás un producto en perfecta conservación para disfrutar.

Disfruta del mejor sabor ibérico dónde y cuándo quieras, con el mejor modo de conservación. Un formato ideal para tus viajes de verano, para llevar a la playa o la piscina, o para sorprender a tus familiares y amigos con esa cena especial.

Disfruta de nuestra promoción especial VERANO en loncheados ibéricos

En Jamones Caballero hemos lanzado un servicio de loncheado GRATIS tanto para jamones ibéricos como para paletas ibéricas. Te ahorras hasta 30€ con esta súper oferta. Además, te podrás llevar más por menos. Cuanto más sobres de loncheados ibéricos compres, más económico te sale.

loncheados de jamón, la mejor opción para el verano

Nuestros loncheados de jamón ibérico son productos naturales de elaboración artesana, libres de gluten y lactosa. Por lo tanto, si eres intolerante, puedes disfrutar de nuestros productos sin problema.

Nuestras piezas son curadas en nuestros secaderos y bodegas durante un periodo que oscila entre los 36 y 48 meses. Comercializamos el jamón envasado al vacío para asegurar sus características de aroma y sabor inconfundibles, fruto de la cuidada alimentación del cerdo ibérico a base de bellotas e hierbas aromáticas y del estilo de vida natural del animal.

En definitiva, el jamón ibérico es un producto exquisito para disfrutar durante el verano con una excelente conservación. Elige tus favoritos y prepara el picoteo perfecto para esas noches de fresquito y atardeceres.